Carlos Sainz lideró el 1-2 de Ferrari.

Carlos Sainz obtuvo una impecable victoria en el circuito de Albert Park en Melbourne, Australia. El madrileño consiguió una consistencia notable durante las 58 vueltas que duró el Gran Premio sobreponiéndose a la cirugía a la que fue sometido dos semanas atrás para extirparle el apéndice.

Confirmando lo que expresamos cuando se conoció la noticia, la Scudería Ferrari deja sin butaca a un piloto joven y ganador (único ganador en 2023 y 2024 sin contar a los pilotos de Red Bull Racing), para subir a un piloto en etapa de retiro como lo es el heptacampeón, Lewis Hamilton. Este razonamiento no es en desmedro del británico, sino que es claro que Sainz ha ido mucho más allá de lo que se esperaba de él.

La carrera se inició con Sainz superando al póleman Max Verstappen y logró llegar a la primera ubicación, dos giros antes de que el tricampeón debiera abandonar la prueba por un incendio en la rueda trasera derecha, provocado por una obstrucción y posterior sobrecalentamiento del circuito de refrigeración del freno.

Red Bull ha ganado 24 de las últimas 26 carreras, las dos que no pudo triunfar un piloto de Red Bull las ganó Carlos Sainz.

Carlos Sainz tiene 3 victorias en Fórmula 1 ( Gran Bretaña 2022, Singapur 2023 y Australia 2024).

La victoria de Sainz en Australia no hace más que aumentar la reputación del piloto y además le cotiza de mejor manera para obtener una butaca en el año 2025, cuando Lewis Hamilton le sustituya en Red Bull.