Jos Verstappen exige la renuncia de Christian Horner

Jos Verstappen, padre de Max, disparó contra Christian Horner, exigiendo su renuncia luego de que su hijo ganase el Gran Premio de Bahrein.

En declaraciones a DeTelegraaf, el mismo diario neerlandés que hizo públicas las investigaciones que se desarrollaban en la interna de Red Bull contra Horner, Jos Verstappen dijo que «si Horner no renuncia el equipo puede volar por los aires».

Tras el fallecimiento de Dietrich Mateschitz, fundador de Red Bull, comenzó una interna feroz para reacomodar las posiciones de poder en el equipo. No es noticia que Jos Verstappen ha ido a parar a filas de Helmut Marko y que ambos se enfrentan a Horner para lograr su dimisión.

El miércoles pasado una comisión independiente determinó que no había motivos para continuar la investigación contra Horner y cerró el caso. Veinticuatro horas más tarde, una cuenta de email anónima envió a más de cien destinatarios el enlace a una carpeta de Google Drive en la que se muestran pruebas en contra del Director del equipo.

Christian Horner y su esposa Geri Halliwell.

El tema del escándalo tiene tintes de índole sexual, por lo que el golpe también involucra a la familia que Horner tiene junto a la ex Spice Girl Geri Halliwell. La revelación de algunos de los archivos de Drive parece que pueden golpear debajo de la línea de flotación de Horner, justo cuando respiraba aliviado tras su absolución.

Chalerm Yoovidhya, dueño del 51% de las acciones de Red Bull apoyó abiertamente a Horner pero Jos no se deja amedrentar y en declaraciones al Daily Mail dijo que «habrá mucha tensión en el equipo mientras Christian siga en su puesto. El equipo corre el riesgo de desintegrarse. No puede seguir así. Explotará. Se está haciendo la víctima, cuando es él quien causa los problemas.»

Si en algo tiene razón Verstappen padre es en que si sigue así la situación el equipo (no se va a desintegrar) puede sufrir en pista las consecuencias de la pésima conducta de sus líderes. Aunque Jos Verstappen no tenga ningún cargo en Red Bull cuenta con el respaldo de Helmuy Marko, asesor deportivo del equipo y por supuesto de su propio hijo, el tres veces campeón del mundo.

Cuándo y cómo se terminará esta novela es muy dificil de avisorar, pero el tiempo juega en contra de la imagen del equipo y quizás, culpable o inocente, Horner sea obligado a dimitir para evitar una guerra descontrolada que perjudique a todos.

Lo único que es seguro, es que esto recién empieza.